¿Cómo se verían las esculturas del Louvre si las vistiéramos con ropa contemporánea, si les pusiéramos lentes oscuros y tenis? Alexis Persani y Leo Caillard nos dan la respuesta en un proyecto llamado Street Stone. Las fotos, retocadas en Photoshop, muestran una cara más actual de las estatuas, pues en ellas llevan jeans, camisas a cuadros, prendas color neon. Contrario a lo que podría creerse, hay vigencia en las barbas, los peinados y las actitudes de estos personajes ancestrales.

Street Stone, estatuas pasadas por Photoshop

Estamos ante lo que muy probablemente sea el conjunto más guapo de hipsters de la historia: todos tienen cuerpos atléticos y cuidadosamente esculpidos, y las diferentes situaciones en que fueron inmortalizados contribuyen a su incesante búsqueda de originalidad. Las fotos retocadas de Alexis Persani y Leo Caillard, además de ser una broma interesante, nos dejan pensando en que los parámetros estéticos del cuerpo masculino no han cambiado tanto después de todo. Los hombres musculosos han estado de moda siempre, lo mismo que las hipérboles de los artistas que los hacen pasar a la posteridad. Es decir, no creo que los hombres antiguos que inspiraron las obras hayan tenido esos cuerpos, sino que pintores y escultores se dedicaban a retratar el ideal, en un proceso semejante al que los diseñadores y fotógrafos emplean cuando modifican los cuerpos de los modelos en Photoshop.

Street Stone, tenis

En ese sentido, el retoque de Persani y Caillard implica una intrusión en las estatuas, pero sólo en lo tocante a los medios, porque el procedimiento de modificar la realidad a partir de las representaciones es cosa de todos los tiempos. Algunos encontrarán más familiares (incluso más atractivos) a los personajes de las esculturas, y otros se sorprenderán de lo bien que les quedan ciertas prendas. Más allá de nuestras impresiones, este ejercicio subraya la universalidad de las obras intervenidas. Hasta las posturas parecen planeadas para la ocasión.