¿Beber leche está fuera de moda? Pareciera una pregunta absurda, pero si lo pensamos un poco lo más probable es que la última vez que bebimos algo de este lácteo fue mezclado con los demás ingredientes de un frappuccino de Starbucks. De manera tal que los amigos de Shepps han diseñado una línea premium, de leche con infusiones saborizadas.

El diseñador Michael Garrett, famoso por su diseño del National Jazz Museum fue contratado para darle una imagen cool y dinámica al empaque de este nuevo producto, con el objetivo de poder interesar a los clientes potenciales en consumir nuevamente leche para tenerla en su frigorífico todos los días.

Schepps Flavor Infused Milk by Michael Garrett - Monkeyzen

El empaque es trendy y elegante, escapa un poco del uso trillado del blanco predominante para los productos lácteos, juega con la paleta de colores de una vaca, osea, blanco y negro (¡ja!), pero los detalles son lo que hacen la línea Premium de Shepps algo que querrás mantener en la puerta del refri, aunque la leche ya esté rancia.

Foto: Design Yearbook