Es verano, hace calor y tenemos ganas de comer helado. Pero, ¿tenemos ganas de prepararlo? Generalmente no, porque preferimos evitar complicaciones. Sin embargo, la receta que les traigo es muy sencilla y se logra con sólo dos ingredientes. Tal vez estemos ante el helado más fácil de preparar del mundo entero, quién sabe. Requiere de unas 6 horas de congelación, pero la mezcla queda lista en diez minutos (así que la receta también es rápida).

Ingredientes

  • 1/2 taza de miel de abeja
  • 2 1/2 tazas de crema batida, reducida en grasa

(Para dos o tres porciones. Si quieres helado para más, multiplica la cantidad de ambos ingredientes.)

Preparación

  1. Bate manualmente taza y media de crema hasta que se formen puntas rígidas en la superficie. Refrigera.

  2. Calienta la miel a fuego lento hasta que su consistencia sea líquida. Añade el resto de la crema. Revuelve hasta obtener una mezcla homogénea.

  3. Agrega la crema que habías refrigerado. Revuelve hasta obtener una mezcla homogénea.

  4. Refrigera durante 6 horas (hasta que la mezcla obtenga la consistencia de helado).

Y eso es todo. Si quieres que el helado tenga un toque extra de sabor, puedes agregar unas gotas de vainilla a la taza y media de crema que se bate al principio y se refrigera.

Repito: el helado más fácil de preparar del mundo entero.

Fotos: Mommy Knows