Los muebles del diseñador francés Piergil Fourquie son versátiles, parecen inspirados en construcciones arquitectónicas y gozan de una propuesta que va más allá de la practicidad. Cada uno por su cuenta, o todos juntos en el mismo espacio, les traigo una selección que reúne 5 de sus diseños más interesantes.

1. Mesa Hip

Muy parecida a las típicas mesas de bistró (redonda y con un soporte central). Las piezas pueden ponerse una junto a otras, dependiendo del número de comensales. La unión de unas y otras podría no resultar muy cómoda, pues la superficie dejaría de ser completamente plana pero, como la unión hace la fuerza, siempre cabe la posibilidad de organizarse y no derramar la copa vecina. De manteles mejor ni hablamos.


2. Mesa-cabaña Cahute

El diseñador dice haber creado esta mesa en atención a su "imaginación infantil". Y sí, el concepto es divertido. Es una mesa auxiliar con doble superficie y una lámpara que puede situarse en tres puntos diferentes, ya que su base es magnética. El efecto de cabaña se logra si colocamos la lámpra boca abajo, simulando que la superficie inferior de la mesa es el piso de la casa, y la superior, el techo.

3. Escritorio Big Boss

Este mueble también es cabañesco (es decir, en sus formas), aunque el concepto en general se inscribe en lo contemporáneo. Está hecho de madera y metal acolchado por una de sus caras. No ocupa demasiado espacio y brinda privacidad. Su principal desventaja: un solo cajón y demasiado pequeño, apenas para guardar dos libretas y un lápiz.


4. Estantes Partition

Se llaman así porque, al proyectarlos, el diseñador se inspiró en la forma de las partituras musicales. Igual que las mesas hip, pueden unirse unos con otros. También funcionan como bancas o mesas, incluso como gradas. Son modulares, adaptables y coloridos: una solución de estantería para espacios pequeños.


5. Accesorios de vestíbulo Totems

Es una colección de seis objetos para el vestíbulo: tres mesas auxiliares, un espejo, una maceta y un perchero. Las piezas están hechas de madera, con base de concreto. Interesante el efecto que se logra con las diferentes alturas de las piezas. Imagínense: llegar a casa, mirarse al espejo, colocar el suéter en el perchero y dejar los lentes oscuros sobre la mesa (la maceta hace más llevadera la experiencia). El aspecto poco acogedor se compensa con las buenas intenciones.

Me gustan los muebles versátiles, los diseños que sirven para más de una cosa. En lo personal, me inclino por un estilo más adornado y más cursi, pero hay que reconocer que los diseños de Fourquie son interesantes.