Me gusta que las paredes sean decoradas con palabras, mucho más que con imágenes. Y aclaro que las palabras tienen la obligación de lucir bien, no sólo de transmitir mensajes. En Jen Loves Ken me encontré con esta idea para instalar un letrero hecho de clavos y estambre para decorar la pared. Es un proyecto laborioso, pero creo que el resultado valdrá la pena.

Se necesitan los siguientes materiales:

  • martillo
  • nivel
  • clavos pequeños
  • lápiz
  • borrador blanco
  • estambre


Lo primero que hay que hacer es decidir el mensaje del letrero y trazar las letras. Definitivamente, yo cambiaría el "HOME SWEET HOME" por algo más representativo de mi identidad (y algo en español, de entrada). Las letras pueden trazarse a lápiz con ayuda del nivel, o imprimirse de la computadora y luego pegarse en la pared.

Lo que sigue es colocar los clavos en las esquinas y al rededor de las curvas de cada letra. Después se ata el estambre a uno de los clavos y se comienza a envolver, formando líneas entre unos y otros. En el ejemplo que vemos en las fotos, los patrones de cada letra son diferentes, pero cada quien hará el trabajo según espere el resultado.