No sé si Keith Haring lo hubiera imaginado, pero los personajes de sus graffitis están ahora en una colección de juguetes eróticos de la famosa marca Tenga. Es difícil saber si alguna vez Haring pensó en llevar su arte callejero a un conjunto de masturbadores masculinos, pero sabemos que creía en arte como una manifestación que debería ser accesible para todos: en la Pop-Shop de Haring podemos encontrarnos con yoyos, camisetas y juguetes para niños.

Así que no suena tan descabellado que ahora Tenga haya lanzado una línea de estimuladores masculinos, inspirados en el arte de Haring. Después de todo, los juguetes (sean para niños o para adultos) tienen como meta el placer y el entretenimiento de los usuarios.

La colección es de edición limitada (por lo tanto no tan accesible para todos) y se basa en dos productos: el masturbador Cup en versiones diferentes, y los famosos Eggs, esos huevos texturizados capaces de envolver el pene (y que esta vez vienen adornados con figuritas al más puro estilo Keith Haring).

Uno de los principios del arte, desde siempre, ha sido el placer. Así que la combinación del artista y este conjunto de estimuladores me parece acertada.

Fotos: Compradicción