Para celebrar esas cosas suaves, amables al tacto, que usamos todos los días, Ikea lanza un anuncio de dos minutos, creado por la agencia McCann de Nueva York. En él se demuestra que nuestro mundo sería mucho menos habitable si los textiles no existieran.

Desde las almohadas hasta la ropa interior, pasando por las pantallas de algunas lámparas, los tapetes y las toallas con que nos secamos después de tomar un baño (y sin mencionar la ropa que usamos todos los días)... los textiles están en muchos rincones de nuestra casa, tal vez en más de los que tenemos conciencia, y hacen nuestra existencia más fácil, más cómoda.

Ikea, por medio de la agencia neoyorquina McCann, preparó un video para demostrar la importancia de los textiles en nuestra vida cotidiana. En él vemos a un matrimonio joven, con bebé, que representa la armonía y la tranquilidad familiar. Él sale a trabajar, ella se queda en casa a cuidar al niño (e incluso se da el lujo de sonreír mientras lo hace). Sin embargo, la pequeña historia causa incomodidad y lástima, puesto que se desarrolla en un mundo sin textiles. En este spot vemos ropa de cartón y peltre, sábanas de paja, almohadas de madera, cortinas de papel y ropa interior de aluminio. ¿Se imaginan salir de la regadera y echarse encima una bata... de pasto? Si los protagonistas del video viven en un mundo semejante, ¿cómo se atrevieron a tener un hijo?

Por otra parte, pregunto: ¿ustedes creen que la intención de los creadores del video, además de ponernos a pensar en la importancia de los textiles en la vida cotidiana, haya sido hacernos reír? ¿A ustedes les da risa? A mí me provoca tristeza, al grado de no estar interesada en verlo de nuevo.

Eso sí, me deja pensando en cuánto me gustan las telas y en que la ropa, las toallas, los tapetes, cumplen con funciones que van más allá de lo práctico y lo elemental, porque tienen que ver con nuestra necesidad de experiencias estéticas cotidianas. La ilusión de felicidad, a veces, puede resumirse en una bata de baño, recién lavada, que se usa en el momento preciso.