La gaité Lyrique es un espacio de exhibición en París que acaba de montar una instalación bastante interesante con motivo de su muestra Joue le Jeu (algo así como... juega el juego), la cual se enfoca en la mirada de los juegos y actividades lúdicas como un arte.

Se trata de Electricity Comes From Other Planets, una habitación que posee un muro con proyecciones audiovisuales capaces de generar patrones de música y animación de acuerdo a la proximidad de los visitantes y las figuras que la conforman, de manera tal que de acuerdo a la proxemia y movimientos de las personas se puede remezclar la música del lugar en tiempo real.

Electricity Comes From Other Planets from Fred Deakin on Vimeo.

Los locos detrás de este proyecto son los dudes de Fred & Company, un duo de artistas conformado por Fred Deakin y Nat Hunter. Quienes trabajaron bajo la visión de darle a los visitantes la oportunidad de interactuar entre ellos, aunque sean desconocidos, para crear juntos música y regalarles esa sensación, a niños y adultos, de crear ritmos y armonías con cada movimiento de su cuerpo.

Deakin se unió a un productor musical llamado James Bulley para generar las ochos pistas base sobre las que se pueden realizar las mezclas, cada track representa un instrumento y se localiza en una serie de líneas de riel adheridas al suelo. Cada línea se divide en casillas de colores que corresponden a la intensidad del ritmo del instrumento. De manera que si estás en esa habitación junto a una señora y un niño de cuatro años que brinca como desquiciado entre las casillas pueden generar en conjunto una melodía única.

Todos los movimientos que realices durante tu mezcla son reflejados de alguna forma en las proyecciones audiovisuales de la pared, donde cada figura representa un planeta y su vez un instrumento. En conjunto genera un ballet hermoso, esa es la belleza de la música. Yo quiero uno de estos para mi habitación.