El Festival de las Luces en Lyon, Francia es una celebración muy tradicional y emotiva, que curiosamente tuvo su origen luego de la supervivencia de la población francesa a lo más cercano que hemos vivido del holocausto zombie. Cada año esta ciudad se engalana con su iluminación nocturna en cada ventana de cada hogar para conmemorar la calidez de esa fecha. Una cosa común también es encontrarte con pequeños detalles, instalaciones, monumentos que nos recuerdan que ya se acerca el festejo para maravillarnos, como en este caso, donde la gente va caminando por la calle y de repente se encuentra con una cabina telefónica convertida en acuario.

El Festival de las Luces en París convierte una cabina telefónica en un acuario

Esta surreal obra fue creada por el diseñador de iluminación Benoit Deseille y el artista conceptual Benedetto Bufalino. La idea de esta extraordinaria instalación les vino de una reflexión sobre los nuevos medios de comunicación:

Con la llegada de teléfono móvil las cabinas telefónicas dejaron de ser utilizadas, ahora yacen deshabitadas y redescubrimos esta jaula de cristal transformada en un acuario, lleno de peces coloridos y exóticos, como una invitación a escapar de aquí y viajar.

Esta reinterpretación de la tradicional cabina telefónica es una de las cosas más locas y melancólicas que he visto. Este tipo de espacios ya lucen como un lugar abandonado, que se antoja inapropiado para nuestros tiempos modernos, ver la cabina así, convertida en acuario no me inspira viajar, pero sí me fascina, mirarla por la noche es todo un espectáculo distinto, la iluminación es vibrante y convierte el acuario en un punto de luz que puede ser visto a muchas calles de distancia.

De hecho esta cabina se ha vuelto una sensación en la ciudad, los locales y turistas no dejan de visitarla e incluso ya se habla de mantenerla aun después de terminadas las festividades.

Para conocer un poco más las actividades del Festival no olviden visitar el sitio web oficial

El Festival de las Luces en París convierte una cabina telefónica en un acuario

Fotos: benedetto