Hay que admitirlo: hay cortes de pelo que vemos, adoramos y deseamos con todas nuestras fuerzas pero que al momento de ir al salón de belleza nos intimidan al grado de pedir solo despunte y tratamiento, pensando que ya será para la próxima. Se trata de cortes llamativos, diferentes y casi extremos que aplaudimos y admiramos en otras chicas pero que, aunque nos aceleren el pulso, no nos atrevemos a lucir sobre nuestras cabezas.

La cabeza medio rapada, los pixies (pelo de niño), el flequillo parejo y los largos asimétricos son solo algunos de los muchos cortes de pelo que entran en la categoría "quiero pero no puedo". Algunos son modernos y otros han estado entre nosotras por generaciones, tentándonos desde las cabezas de actrices, artistas, estilistas y vecinas novedosas.

Puede que pienses que estos cortes de pelo son privilegio exclusivo de chicas con los pómulos de Mia Farrow, los ojos de Twiggy, el guardarropa de Kate Lanphear o la excentricidad de Rei Kawakubo. Lo cierto es que no es necesario ser perfecta (absolutamente nadie lo es), tener muchísimo dinero, ser súper rara o dirigir una banda de rock para llevar uno de estos cortes de pelo, que más que hacerte ver cachetona, infantil o dork como tú piensas, se puede convertir en uno de tus elementos distintivos, un mensaje de valentía y estilo que lleves contigo a donde quiera que vayas.

Que conste que eso no significa que al hacerte uno de estos cortes (o tintes) estás exenta de errores. Como en todo lo que vale la pena, hay riesgos y una que otra desventaja, por ejemplo, puede que el corte no te quede como tú quieres, que llames la atención más de lo que estás acostumbrada, que tengas que esperar meses a que tu cabellera crezca mientras pasas por etapas raras en las que odias lo que traes sobre ti.

Nadie puede asegurarse de que esto no le suceda si le apuesta a un corte de este tipo, pero el tener un buen estilista, buenos productos y buena actitud ayuda. Después de todo el pelo crece, dándonos un montón de oportunidades para arruinar nuestro look o lucir absolutamente fabulosas. Por ahí dicen que el que no arriesga no gana y yo creo que tienen razón.

A continuación una selección fotográfica de distintos cortes de pelo (y un pequeño extra colorido) para que te inspires y te animes a vencer tus temores y salir del salón de belleza con el cabello de tus sueños.

El pixie

El medio rapado

El bob

El asimétrico

El bowl

El flequillo

Extra: El color