La CampStove es un producto que parte de la idea realista de que ya no podemos concebir nuestra vida en la naturaleza sin contar en todo momento con nuestros gadgets de confianza. Imaginen el escenario de encontrarse acampando en el bosque, con kilométros y kilómetros de bosque a la redonda y sin una miserable toma de corriente para cargar la batería de nuestro iPhone que ya está agonizando.

BioLite es uno de esos proyectos que comienzan con una idea, mucha imaginación y bastante fe en que la gente adoptará el proyecto para volverlo realidad. Ahora gratamente nos encontramos con que funcionó. Se trata de un concepto simple pero atractivo: Estufas que no necesitan de gas ni energía eléctrica, que funcionan por combustión simple, pero que a su vez generan energía suficiente para cargar tu teléfono móvil, tablet, o hasta Lap-top.

BioLite CampStove perfil

Volviendo a la escena del bosque, con la CampStove sólo necesitas recolectar un poco de ramas, hojas secas o cualquier cosa que se pueda quemar para insertarla en el pequeño horno y transformar el calor en electricidad, que podrás aprovechar para cargar lo que quieras a través de su cable USB, al mismo tiempo que calientas un poco de agua para el café o asas algunos malvaviscos antes de contar historias de terror entre tus amigos. No funciona con magia, es simple física de generación termoeléctrica.

Los amigos de BioLite tienen esta visión de cambiar el mundo a través de dispositivos como éste, que generen energía limpia a partir de recursos que ya cumplieron su ciclo. Obviamente hay algunas fallas en la concepción del producto, como que la combustión por su naturaleza misma es un proceso que contamina al generar bióxido de carbono, pero es un primer paso de algo que promete.

El costo de la estufa de camping es de 129 dólares.

BioLite CampStove fogata

Fotos:BioLite