Para celebrar sus 50 años en territorio australiano, la marca de juguetes LEGO lanzó el LEGO Festival of Play, una instalación itinerante que planta bosques de bloques Lego alrededor del país oceánico. Su último brote apareció en el poblado Broken Hill, un paisaje natural característico del outback australiano.

Un grupo de colorida flora plástica de gran escala fue colocada en la reserva natural Living Desert, un enorme lugar árido donde todo lo que se veía antes era tierra rojiza. Así, vemos 15 réplicas de pinos (de 4m de altura) y flores de un tamaño 66 veces superior al de las piezas originales de LEGO. Broken Hill es el segundo lugar donde se ha plantado este divertido bosque que en abril fue visto en Martin Place, ubicado en el centro urbano de Sydney.

El bosque LEGO estará estacionado en Broken Hill hasta el 12 de julio del 2012. Luego seguirá su tour por Australia, el cual durará todo el año.