El discurso contenido en el concepto bonsai es poético e inquietante, esta visión miniaturista del orden del universo y sus elementos que producen paz y calma. Sin embargo no todos podemos poner un jardín bonsai en nuestra oficina, menos aun cuando nuestro único espacio es el escritorio del cubículo. Es ahí donde entra Domsai.

Matteo Cibic es un diseñador de productos que inventó este concepto, donde planta pequeños cactos bonsai en estas bases que simulan un par de piernas, protegiendo la planta con una burbuja de cristal, lo que en conjunto le da un aspecto entre lo astronauta y extraterrestre.

Este concepto fue creado por Cibic a finales de 2009 en la semana del diseño de Milán, sin embargo aun se mantiene vigente y acaba de ponerse nuevamente a la venta para Europa en la tienda de LookFeelsGood. Esto ofrece la ventaja de los costos de envío y no tener que pagar en dólares, no estaría mal aprovechar la oportunidad.

Definidos por el propio autor como "Tamagotchis de escritorio" cada Domsai tiene una personalidad definida por su diseño y lo hace valer en su precio. Sólo cien Euros cada uno.

Fotos: LookFeelsGood