Si pensamos en puentes y San Francisco, lo primero que viene a nuestra mente es el Golden Gate. Sin embargo, el Puente de la Bahía es el cruce de más de 300 mil automóviles cada día y un punto de referencia para los habitantes de la ciudad. El proyecto The Bay Lights se propone subrayar (e iluminar) su importancia.

Ben Davis, fundador de la agencia de creatividad Words Pictures Ideas, encabeza este proyecto de instalación que convertirá al puente en una escultura luminosa monumental. Los inversionistas y artistas involucrados quieren colocar 25 mil luces LED en el puente. Estas luces estarán programadas para formar diferentes patrones y harán del puente un punto atractivo que incrementará el turismo en zonas poco visitadas.

A la gente le encantan los monumentos iluminados. Seguramente habrá quien sea capaz de viajar a San Francisco específicamente para ver los patrones luminosos del Puente de la Bahía. Pero estoy segura de que en la ciudad hay muchísimas opciones más interesantes para el turista. Y, claro, eso no quiere decir que la iniciativa no sea plausible.