Nunca se sabe cuándo se va a necesitar un blazer, así que más vale tener uno a la mano, más vale guardar al menos una opción en la mochila, por si surge un imprevisto y las bermudas y la camiseta no son suficientes. Por eso, Burberry diseñó un blazer que puede plegarse y guardarse en una bolsa especial, un pouch que podrá lucir no muy pequeño en la foto, pero que es del tamaño, más o menos, de un teléfono móvil.

La prenda, llamada Packaway Blazer, está hecha de poliéster y se dobla con absoluta facilidad, a diferencia de la mayoría de los sacos. Así que también es ideal para llevar de viaje. Cuesta 450 dólares, en caso de que estén interesados.

Ahora bien, si decidieron no adquirir el blazer plegable de Burberry y quieren aprender a doblar correctamente un saco para acomodarlo en la maleta, asómense a los consejos de Louis Vuitton sobre el arte de empacar ropa en las maletas. O lleven el blazer en el brazo, como la mayoría de los mortales.