Richard Avedon no solo es un nombre famoso en la fotografía, también dentro de la cultura mundial. Trabajando en el negocio desde 1940 y alcanzando su esplendor veinte años después, el artista neoyorquino marcó un nuevo rumbo para la fotografía a través de sus impresionantes retratos, documentos históricos que reflejan más que a personas, a toda una época.

Fue entre 1969 y 1971, años de grandes transformaciones sociales, políticas y culturales, cuando Avedon se dio a la creación de cuatro murales de gran escala en los cuales vemos a personajes emblemáticos captados frontalmente contra un fondo blanco. Protagonizando estas intensas y confrontadoras fotografías podemos ver al artista Andy Warhol y las estrellas de The Factory, los políticos radicales que se hacían llamar Los Siete de Chicago, el poeta Allan Ginsberg y su familia extendida, y el grupo militar Mission Council.

Además de los murales hay retratos más pequeños tomados entre los sesenta y setenta. Personajes como Abbie Hoffman, Candy Darling, Taylor Mead, Jean Genet, Bernardine Dohrn, The Young Lords, y Peter Orlovsky (besando a Allen Ginsberg, por cierto) son inmortalizadas en las fotos icónicas de Avedon como parte de una serie de "familias" icónicas que definieron la cultura en un mundo cambiante y turbulento.

Gagosian Gallery presenta esta exposición histórica hasta el 27 de julio de 2012. Si tú como yo estás muy lejos de Nueva York puedes ver las imágenes desde su sitio.