Un equipo de investigadores de la Universidad de Utah acaba de publicar los resultados de un estudio, donde analizaron los efectos de una bebida energética, formulada originalmente por la NASA para proteger a los astronautas de la radiación solar, pero que también al parecer puede ser la nueva fuente de la juventud... o un simple montaje.

AS10 es el nombre de esta bebida y ha causado polémica estos días, no sólo por el estudio y el impacto mediatico provocado, sino también por la reciente publicación de una entrada en Spaceref, donde afirman que la agencia espacial no desarrolló dicha bebida, sino que al parecer partieron de una formula primaria creada por ellos para generar el producto.

Todo el hype se originó hace un par de días a partir de una noticia publicada en el portal web del New York Daily News, misma que ya fue borrada y fortalece la teoría de que involucrar a la NASA fue solo un ardid publicitario.

Por otro lado están las supuestas imágenes de la reducción de arrugas y señales de edad en los consumidores del producto, que detonarán la curiosidad y la intención de adquirir el producto en algunos. Pero la supuesta investigación de la Universidad tampoco ha podido ser encontrada.
A mi honestamente me suena a embuste, pero fue cool mientras parecía verdad.

Fotos: Natural Gumption