Cuando llega el verano, la ropa suele llenarse de estampados de flores y colores. Normalmente, cuando llega el calor, también viene acompañado de colores fuertes. El invierno suele ser mucho más clásico en tonos, y es que el frío nos lleva a utilizar colores más neutros. Pero Jeremy Scott y adidas Originals quieren dar un giro a ese concepto, y volviendo a los años 90, para su colaboración para este otoño/invierno 2012. La colección todavía no está disponible. Suponemos que saldrá al mercado en un par de meses, cuando vaya acercándose la temporada.