¿Lego hizo de tu infancia una etapa más feliz? ¿Pasabas horas construyendo con pequeños bloques, y ahora que estás crecidito te gustaría seguir haciéndolo? Resulta que, para celebrar su 50 aniversario en Australia, Lego lanzó Build, una aplicación en colaboración con Google Chrome, con millones de bloques virtuales disponibles. De hecho, se trata del set de Lego más grande del mundo. No se puede tocar, pero sí se puede usar (y hasta se puede ver qué ideas de construcción han tenido otros usuarios).

El método es sencillo. La página de inicio muestra un mapa de Australia: se trata de elegir una porción de territorio en él y luego comenzar a construir.

Para que la experiencia resulte divertida y vaya en orden, hay unas cuantas reglas a seguir: ser original y amable (no crear nada que pueda resultar ofensivo), evitar proporcionar datos personales, abstenerse de promover ideas políticas o religiosas, no aprovechar el juego para anunciar ni vender, y no construir nada que sea "inapropiado". Después de todo, se trata de jugar por jugar.

Siempre será preferible tener las piezas de Lego entre las manos, pero la iniciativa suena entretenida, y ofrece la ventaja de compartir lo que se ha construido. De hecho, ha tenido bastante éxito hasta ahora. Tanto, que Lego y Google Chrome quieren extender la idea hacia otros países. Y no estaría nada mal.