La motocicleta es por excelencia uno de los más escandalosos y peligrosos objetos de deseo. Montarse en un corcel cromado y rugir por la avenida, derrapar libre, es la imagen absoluta del easy rider que por algún motivo no se borra del código genético macho. Pero no todo es Harley-Davidson. De hecho en pleno siglo XXI tenemos algunas propuestas que poco le piden a esas fieras, siendo incluso más cool y refinadas.

La motocicleta eléctrica BOLT por ejemplo, con su diseño pulcro, sofisticado y minimalista es algo que más de alguno quisiéramos tener en la cochera de nuestra casa. Con su motor eléctrico dual en conjunto logra un poder de 80kw, con lo cual en teoría podría llegar hasta una velocidad de 140 kilómetros por hora, mismos que podríamos ver en el display digital del velocímetro.

La motocicleta ha sido desarrollada por la firma holandesa de diseñadores industriales Springtime y lamentablemente en la actualidad es sólo un diseño hipotético de un producto que bien podría ser construido si tuviera el financiamiento, alguien debería convencerlos de que lancen esto en Kickstarter.

Fotos: Springtime