Somos seres nostálgicos y uno de los terrenos más fértiles para detonar la añoranza por lo que ya no tenemos son precisamente los dulces de nuestra infancia. Mi padre por ejemplo, jura que los caramelos que comía hace 30 años eran infinitamente superiores a nuestras barras de Aspartame con Glutamato Monosódico envueltas en celofán de colores. Para esas nostalgias o curiosidades hay una oportunidad de mercado.

Las personas de Bixby&Co. se dedican a realizar productos de chocolate elaborados con procesos artesanales como si se encontrarán en la década de los 20. Utilizando sólo productos orgánicos, la mitad de azúcar que se usa en las barras actuales, cero gluten, ni conservadores, elaboradas a mano y con una envoltura totalmente retro.

La persona detrás de todo esto es Kate McAleer, la fundadora de Bixby&Co., quien cuenta estudios en Arte, Historia y Diseño, factores que son más que obvios al mirar con detenimiento estas barras. La estética visual del producto evoca totalmente a las golosinas antes de que se industrializaran sus procesos, pero hay detalles eco-friendly que vuelven todo aun más cool. Por ejemplo todo el empaque está formado por papel certificado por la FSC e impreso con tinta de solla.

Cada barra tiene un nombre pegajoso, como Knockout, Birdie o To the nines, acompañado de una ilustración que parece sacada de principios del siglo XX, con combinaciones eclécticas de ingredientes, que van desde el tradicional chocolate oscuro con almendras, hasta la mezcla con ingredientes como canela, pistachos, pimiento y hasta chipotle. La tienda de Bixby se encuentra en New York (tenía que ser) pero puedes comprar sus productos en línea.

Fotos: James Thorne