¿Cuál es la ubicación perfecta para una joyería? ¿Un lugar transitado, rodeado por tiendas de moda y restaurantes? La mayoría de nosotros pensaríamos que sí, y creeríamos que la idea de una joyería underground podría implicar demasiados riesgos. Sin embargo, Jules Kim, la diseñadora de la marca Bijules, considera que la ubicación clandestina de su tienda es parte de una estrategia de ventas. Y, si nos detenemos a pensarlo, puede que tenga razón: nos encantan los bares y restaurantes escondidos, sin letreros que los anuncien... ése tipo de lugares que decidimos frecuentar más por comentarios de nuestros amigos que por anuncios espectaculares en las calles.

La joyería de Kim, que también funciona como showroom, se encuentra en la parte inferior de la boutique Eva New York. Es un espacio con poca iluminación, con una decoración que, por lo menos en las fotos, se ve casi misteriosa. "Yo vengo de la escena underground", menciona la diseñadora. "Comencé promoviendo mis joyas en los clubes de Nueva York, así que la ubicación de mi tienda tiene sentido."

Aunque Kim asegura que su éxito y su vigencia se deben sobre todo al espíritu indie de su propuesta, las joyas Bijules han adornado a gente como Rihanna y Rooney Mara en The Girl With The Dragon Tattoo. Y, claro, la independencia no está peleada con el interés de cantantes y vestuaristas; al contrario, suele suceder que las celebridades tengan especial interés en la moda menos comercial. Y ese detalle es un punto a favor de la tienda.