¿No les encantan los globos terráqueos? A mí sí. Se ven y se usan cada vez menos, porque ahora tenemos a la mano mapas en línea, fotos satelitales y todas esas cosas, pero yo me quedo con el romanticismo de consultar planetas Tierra en miniatura, hacer girar el globo y elegir un país o una ciudad con los ojos cerrados. El Bamboo Globe del diseñador danés Kristoffer Zeuthen se inspira en los globos terráqueos tradicionales, pero luce un poco más elemental. Su idea es promover el respeto al planeta mediante un globo de 25 centímetros de diámetro que entiende la belleza como sinónimo del equilibrio ambiental.

Uno de los detalles que más me gustan es la tipografía: limpia y sólo en minúsculas. La base del globo es de bambú, mientras que los cuerpos de agua están representados en color blanco (en defensa de una estética minimalista). Por dentro, este objeto de diseño tiene una bombilla, por lo que también puede ser usado como una lámpara de escritorio.

Perfecto para la biblioteca, la habitación, la mesa auxiliar de la sala.