Hace calor, las paletas heladas se antojan mucho más que los pastelillos, pero el reciente boom de los segundos se debe a que existen amplias posibilidades al decorarlos, y las paletas de hielo no tienen esa gracia. O no la tenían. Porque, según acabo de enterarme, ahora hay algo llamado Zoku y las paletas pueden llegar a ser tan versátiles como los mismísimos cupcakes. No es exactamente una máquina, sino un utensilio hacedor de paletas, súper fácil de usar y que puede ser complementado con accesorios (hechos por los mismos fabricantes). El resultado son paletas caseras y decoradas a la medida de nuestro ocio o nuestro capricho.

El hacedor de paletas Zoku viene en presentación de una, dos y tres unidades. Pero lo más interesante son los complementos: un kit para crear paletas personaje, una "estación de chocolate" para adherir toppings (chochitos, nuez picada y demás) y una charola-aparador para transportar nuestras creaciones.

Suena de lo más divertido. No es un producto para mí, que prefiero comprar las golosinas hechas, pero a muchos les va a encantar. Se me antoja para darlo de regalo a niñas o niños pequeños, de esos que tienen vocación en asuntos de hogar y cocina.