Si lo que te gusta cuando navegas por internet son los contenidos con fuerte componente visual y tienes cierta afición por la fotografía, a estas alturas seguramente sabrás qué es Pinterest, uno de los últimos no-va-más en cuanto a redes que acapara la actividad de millones de usuarios diariamente, e Instagram, la red social de fotografía de refencia creada para uso exclusivo inicialmente en iPhone, y que recientemente fue doblemente noticia, primero por lanzar finalmente una app para Android seguido del anuncio de su compra por Facebook.

Dado que la app de foto por excelencia no dispone de versión web, han aparecido varias opciones para complementar Instagram que son lectores de API que permiten, después de acceder con nuestros datos de instagramer, interactúar (comentarios y likes) desde el navegador. Parece ser que la última en triunfar en la red se llama Pinstagram que se define como A little Pinterest in your Instagram: nacida casi como una broma entre Pek Pongpaet y Brandon Leonard en una conversación entorno a Instagram y Pinterest, ha sabido sacar provecho de las cualidades de ambas redes.

Una vez hemos accedido, nos encontramos con una barra superior de menú y un panel reticular igual que Pinterest, con un diseño líquido que se adapta al ancho de ventana. A través del menú, podemos visualizar las fotos de Instagram e interactúar con ellos, no sólo con "likes" y comentarios, sino que además, nos ofrece la posibilidad de hacer un "pin" a nuestra cuenta de Pinterest de las instantáneas que nos gustan, tanto propias como ajenas. Podemos explorar también el apartado de Populares y tener acceso a las que marcamos como favoritas. Estos dos emprendedores de Silicon Valley han llevado la fusión de las dos redes hasta el punto de no sólo contraer los nombres sino también usar una tipografia que recuerde a la de ambas.

Aunque mi primer pensamiento al saber de Pinstagram fue de "bueeno, una más", entré a echar un vistazo y cambié enseguida de parecer: literalmente un Pinterest para Instagram, su diseño calcado la hace totalmente intuitiva para cualquiera que sea ya usuario de aquella red; nos permite abarcar comodamente varias fotos de una ojeada, y resulta muy fácil de usar, contrariamente a otra webs ideadas para Instagram, como Webstagram y Statigram. Teniendo en cuenta que Pinstagram es un proyecto que sigue en desarrollo, lo único en mi opinión que todavía le falta sería tener acceso a la estadísticas, un servicio que sí ofrecen otras webs. También parece ser que el siguiente paso será desarrollar una app para iPad. Una iniciativa a seguir de cerca.

Vía: El Economista