Antes de ver por primera vez el musical en teatro, tenía mis dudas. La novela es monumental, tremenda, un ejemplo de construcción narrativa donde los personajes, además, conmueven profundamente. Tenía miedo de encontrarme con una cursilería bien cantada, cursilería al fin. Sin embargo, el trabajo de adaptación de Alain Boublil fue bueno: hay recursos interesantes y adecuados, se logra transmitir el principal sentido de la historia. Y la música de Claude-Michel Schönberg cumple con su parte del trabajo.

Ahora, que veo el primer tráiler de la película (a estrenarse en el próximo diciembre), basada en la adaptación musical, siento que no llego a fin de año. Quiero verla ya. Fíjense nada más qué reparto: Hugh Jackman en el protagónico, Russell Crowe como antagonista y Anne Hathaway en el papel de Fantine. Ah, y el detallazo de ver a Helena Bonham Carter interpretando a Madame Thénardier, la tabernera malvada que maltrata a la pequeña Cosette. En la dirección, Tom Hooper, quien ya demostró su talento en The King's Speech. Y la música, que a estas alturas ya dio la vuelta al mundo y de regreso.

Denle una miradita al tráiler, por favor.