El mundo de los videojuegos ha dado un gran salto en los últimos años. Cuando éramos pequeños jugábamos con grandes consolas como el clásico Amstrad, y más tarde comenzamos a jugar con consolas que se enchufaban a la televisión. Ahora, ese tipo de consolas ha ido evolucionando y en estos momentos podemos jugar sin la necesidad de cables, mandos y en red Wi-fi. Leap Motion va más allá. Aunque el tema de los sensores no es una novedad, ya que estamos acostumbrados a utilizar los que funcionan con las consolas Kinect y Wii, este nos sorprende por su precisión. Es un sensor que ha nacido con la idea de ayudarnos a controlar nuestros ordenadores y aparatos tecnológicos de manera totalmente precisa. De momento se puede pedir por un precio de $70 (55€).