Te estás mudando, todavía no tienes muebles y usas las cajas de cartón en que transportaste tus libros como mesas auxiliares y estantes provisionales. El cartón te ayuda a sobrellevar la incomodidad y la transición, aunque no te gusta para nada cómo se ve. ¿Pero qué tal si los estantes de cartón no fueran una solución improvisada sino una propuesta intencional, duradera y bien diseñada? ¿Verdad que la cosa cambia? Si te parece que la idea suena bien, no dejes de checar los muebles de Karton Group, una empresa alemana especializada en muebles de cartón: sillas, taburetes, camas, burós, estantes, escritorios y demás, todo hecho con el mismo material.

¿Que por qué amueblar un espacio con estas piezas? Bueno, me parecen versátiles por lo básico de su diseño, basado en líneas geométricas y organización modular. Por otra parte, estamos ante muebles ligeros que pueden llevarse de un lado a otro de la habitación y que, sin embargo, son resistentes (aunque, por supuesto, nunca lo serán tanto como muebles de otros materiales). Se arman en casa, son reciclables y activan la vena creativa a la hora de armar la decoración. Mis favoritos: los que componen la recámara. Asómense a verlos.