Cuando vemos los Gravity Stool por primera vez, no podemos pensar que estas creaciones sean asientos. En un principio, bien pueden parecer una variedad extraña de seta, pero es un engaño visual porque rápidamente observamos que Jólan van der Wiel ha diseñado unos taburetes que parecen recién salidos de una película de Tim Burton. En realidad están realizados usando la gravedad y campos magnéticos. El material es una mezcla de hierro y plástico líquido y crea estas formas al ponerse en contacto con un imán realizado para dar ese efecto.