Cuando Graham Cutler y Tony Gross fundaron Cutler & Gross y abrieron su primera óptica-boutique en Londres, entre 1969 y 1971, sentaron las bases para convertir los lentes en accesorios de moda, más allá de las necesidades médicas de quienes los usan. El éxito de la marca tiene todo que ver con los detalles, la originalidad, el estilo. Ahora la firma de este dúo londinense elige unos mil armazones para llevarlos a Hong Kong, pues recientemente se inauguró una tienda efímera de Cutler and Gross en Lane Crawford, uno de los almacenes con más prestigio en la ciudad.

Esta tienda pop-up de la famosa óptica forma parte de Market Place, una zona del centro comercial dedicada a los accesorios. En ella, además de los servicios y los armazones de Cutler and Gross, podremos encontrar distintos accesorios provenientes de todo el mundo: joyería, fulares, sombreros y relojes. Como para llevar la cartera llena y darse vuelo.

La tienda no se quedará ahí para siempre, así que apúrense a visitarla si es que tienen un viaje a China en puerta. Está ubicada en Lane Crawford Canton Road, 3 Canton Road, Tsim Sha Tsui, Hong Kong.