Los dibujos de los niños están poblados de animales curiosos, personajes simpáticos y otros seres extraños que habitan en su imaginación. Algunos nos parecen más familiares que otros, y los hay de diferentes tamaños, colores, y hasta número de ojos. Child's Own Studio se encarga de materializar estas peculiares creaciones basadas en un dibujo infantil, con la ayuda de un experto costurero. Así, el proyecto más que crear juguetes suaves para niños, los crea con ellos.

Wendy Tsao, artista costurera de Vancouver, es la persona detrás de Child's Own Studio. Al día de hoy ya ha realizado cientos de muñecos únicos, desde abejitas hasta monstruos cuyas fotos comparte en Flickr. Los detalles, formas y colores del dibujo original se tratan de respetar al máximo para que el niño que mandó su pieza reciba un juguete prácticamente igual al que plasmó en papel. Un proyecto que celebra la creatividad infantil y promueve los juguetes hechos a mano. Sin duda, el regalo perfecto para premiar a ese hijo, sobrino o primito con un jueguete como ningún otro, uno de su creación.