Nada más y nada menos que Roman Polanski fue el encargado de dirigir este corto de menos de cuatro minutos llamado A Therapy. En el film encomendado por la marca de Miuccia Prada vemos a una Helena Bonham Carter millonaria y parlanchina, que busca sus sueños y pensamientos sean analizados por Ben Kingsley, su distraído psiquiatra. El escenario tiene un look setentero increíble, y, además de la genial decoración vemos piezas de la marca italiana igual de maravillosas, entre stilettos, lentes de sol y un magnífico abrigo de piel púrpura. A Therapy se estrenó esta semana en el Festival de Cine de Cannes, justo antes de la proyección oficial de la película Tess, también de Polanski. No hay duda: Prada sabe dónde y con quién.