Estarán de acuerdo conmigo en que los mocasines ayudan a construir un look conservador, un poco preppy... interesante, aunque no muy arriesgado. Pero ninguna prenda, ningún estilo está condenado al lugar común ni a la estabilidad en la construcción de la imagen. Y las casas de moda están dispuestas a comprobarlo constantemente. Esta vez es el turno de Yves Saint Laurent, que lanzó recientemente estos mocasines azul cobalto. Cero conservadores, cero ordinarios, totalmente decididos a meterse por los ojos de quien se les acerque.

Es decir, son azules de talón a punta, de lengüeta a suela (una suela volada, por cierto). Hasta las costuras son azules. Y yo, que experimento una aversión crónica al color azul (el rey de los lugares comunes), los encuentro interesantes. El tono es una rayita menor al de los pitufos, el terminado es como de charol, son brillantes y caprichosos. Más que combinarlos, habrá que buscar el modo de hacerlos transgredir con éxito. Y es que, más o menos, de eso se trata el estilo. Así que anímense, caballeros.

Por cierto, cuestan 295 dólares y se pueden comprar en SSENSE.