Cosas que una se encuentra por casualidad cuando está navegando: agencias de publicidad y diseño como Tatabi. Este estudio está formado por Elena Sancho y Rafa Leal, se ubica en España y dirige su trabajo a empresas emergentes, interesadas en una buena imagen y una adecuada estrategia de comunicación.

En Tatabi se hace diseño gráfico, diseño web, branding y posicionamiento online. Su propuesta visual es naive, divertida y sin rebuscamientos. Se nota a leguas que los diseños son hechos por jóvenes y eso me gusta. Elena y Rafa se describen a sí mismos de esta forma:

En nuestro estudio hacemos cosas que nos gustan y nos hacen reír. Buscamos siempre proyectos nuevos. Queremos cambiar el mundo. No queremos políticas ni polémicas. Nos gusta la calle. La música y comer de pie. Ayudamos, nos ayudan y siempre siempre buscaremos que las cosas sirvan para algo bueno. Colaboramos con artistas. Trabajamos con conceptos. No hacemos cartelitos porque sí. Trabajamos en familia y nuestras voces son iguales. El cliente es nuestro hermano. Somos honestos. Decimos tacos. Nos gusta la crítica sincera. A veces las noticias nos entristecen, a veces el cambio es difícil. A veces las olas son altas, los remolinos nos empujan al fondo de arena. Sólo queremos estar ahí cuando enciendas la luz. Queremos luchar contigo contra el mundo. Queremos ser especiales a tu lado. Ser tu compañero. Pero de verdad, sin palabras vacías y mierdas publicitarias. Queremos celebrar contigo tus éxitos, emborracharnos juntos. Queremos estar a tu lado en tus malos momentos. Nos gusta el desorden, nos gusta conocer a gente nueva. Encantados de conocerte. Aquí nos tienes.

Sentimentalón pero interesante. El desacierto: el anterior manifiesto tiene faltas de ortografía (que corregí durante la transcripción) y ninguna comunicación adecuada puede darse ese lujo. Pero los diseños me convencen. Fíjense sobre todo en los envases de leche y las etiquetas para vino tinto. A mí me encantaron.