Las colaboraciones de casas de moda con cadenas de tiendas de ropa van a la alza. Y aunque algunas colecciones se convierten en éxitos rotundos (Lanvin para H&M, agotada en horas) otras, por cuestiones logísticas (Missoni para Target, que crasheó el sitio) o estéticas (Altuzarra para J.Crew, que parece ropa de Gap), se quedan cortas. Lo cierto es que sea como sea, este modelo de negocio llegó para quedarse, y eso no me molesta para nada.

Apenas esta semana se dio a conocer una nueva colaboración del tipo, la de Jonathan Saunders para Matches, famosa tienda londinense de productos de lujo. El ganador del Premio BFC/Vogue Fashion Fund 2012 presentó una colección cápsula bastante safe y modesta; dos vestidos, una falda y un abrigo son las contadas piezas que la integran. Si lo vemos por el lado amable, hay menos prendas que sacar de la cesta de compras al momento de hacer el check-out.

Tomando muy en cuenta su colección Primavera/Verano 2012, el diseñador escocés creó una colección moderna y usable, donde impera el uso del turquesa y celeste, así como sus conocidos estampados. A mi me parece un tanto aseñorada; pienso que es ideal para un baby shower o para cuando el chico te presenta a los papás. La colección ya está a la venta, por si gustas.