En la antigüedad nadie era nada si no tenía un reloj de bolsillo. Hace muchas décadas era impensable imaginar a un hombre sin su mejor amigo en esos momentos: esas máquinas que calculaban el tiempo. Estos relojes, que eran algo más grandes de lo que son nuestros relojes de pulsera hoy en día, iban anudados a una cadena que se enganchaba en la correa de los pantalones para evitar que se extraviase o se rompiese. Pero este invento francés de mediados del siglo XV no duró eternamente, y tras la evolución de la estética y la moda, fue sustituyéndose para convertirse en un complementos algo más estético, de ahí que más adelante se inventasen los relojes de muñeca.

Pero como bien sabemos, toda moda vuelve, aunque en esta ocasión con una vueltecita más de tuerca, nunca mejor dicho. En el último año está causando furor llevar este tipo de relojes, aunque eso sí, algo más pequeños. La correa se ha sustituido por una cadena cual collar, y el reloj, con menos cuerpo sustituye al clásico abalorio. He aquí algunos ejemplos.

Relojes Vintage con Adornos

Quizá estos sean los que tengan la apariencia de más clásicos ya que son redondos, están tapados por una cubierta que se puede abrir para ver las horas y tienen el botón de rosca para dar cuerda o poner la hora en la zona superior. En este caso, la carcasa es transparente, aunque se puede abrir para ver mejor la hora y los números horarios (romanos) están marcados tanto en su interior como en la tapa para que no haga falta abrirlo.

Un segundo ejemplo de este nuevo tipo de relojes. En esta ocasión, la carcasa es mucho más transparente y deja ver nos números de horas y minutos desde fuera. Para darle un toque quizá más elegante lleva incorporado la figura de un pájaro.

Relojes Vintage Alargados

¿Necesitas llevar varios horarios en un mismo reloj? Pues con este collar-reloj es muy fácil ya que incorpora dos relojes dentro de uno. Su forma alargada nos permite poner dos tipos de horarios. Esto viene genial cuando estás en el extranjero y no tienes mucha idea de qué hora es en tu país de origen. ¿A qué hora llamo a mis familiares?, miras el reloj y lo sabes. Aunque van en un mismo cuerpo, cada reloj es independiente y se regula cada uno con su rosca.

Relojes Vintage con Búhos

Pero una versión que está comiendo terreno en este tipo de relojes es el que incorpora animales, sobre todo si lo que incorpora son búhos. Este modelo quizá tenga un aspecto menos vintage ya que el dibujo se ve claramente moldeado como si estuviese recién salido de fábrica, pero sí que incorpora el clásico reloj en su interior. Para poder ver la hora solamente hay que abrir las alas del animal nocturno. En esta ocasión, como el modelo no permite tener la rosa en la zona superior, se encuentra en la zona de abajo.

No sé muy bien cómo definir este otro ejemplo ya que parece una mezcla entre antiguo o recién salido de la Perla Negra. Este modelo es muy muy pequeño, no hace falta nada más que ver la escala del reloj en cuanto a la rosca. Este también hay que abrirlo para poder ver la hora.

Relojes Vintage en forma de Llave

Este es otro modelo de reloj. En realidad su estética juega con la redondez del clásico y solamente incorpora la caja dentro de lo que sería la agarradera de una llave antigua. La rosca de los horarios en este diseño aparece en la zona del número 3.

¿Vosotros ya tenéis uno de estos modelos? Yo tengo el mío, dejando de lado mi reloj de pulsera por mi reloj de collar. ¿Seguimos 'avanzando'?