Cámara de cartón Knäppa por Ikea.

Simplicidad, modernismo e innovación a precio accesible: esto define a la cadena sueca IKEA, dedicada a la venta de muebles y artículos para el hogar que son funcionales, atractivos y a veces, por desgracia, desechables. También frágil pero suficientemente interesante es su nueva cámara digital KNÄPPA, hecha de cartón. El pequeño artefacto que mide 10.5 x 6.5 centímetros fue creado con el fin de promover su nueva Colección PS 2012 de muebles, la séptima de esta marca. Así, KNÄPPA será regalada a los clientes en distintas sucursales para invitarlos a compartir imágenes en el sitio, de cómo utilizan los sillones, mesas y sillas de esta serie en casa.

La peculiar cámara de 2.3 megapixeles es obra del diseñador Jesper Kouthoofd, quien creó una pieza simple: se trata de un pedazo de cartón plegado que se sujeta con dos tornillos, para contener las baterías, el sensor y el conector USB. En la parte frontal hay un botón que funciona tanto para encender la cámara como para apagarla, pues con solo presionar unos segundos se pasa de un estado al otro. Al encenderla, hay que esperar unos segundos hasta que el foco verde se ilumine.

Cámara de cartón Knäppa por Ikea.

El mismo botón de apagado/encendido sirve para tomar la foto, para lo cual se debe hacer un clic firme y corto. La imagen se grabará en un lapso de ocho segundos. El mismo foco marca rojo cuando las baterías se están agotando y parpadea cuando se hayan tomado las 40 imágenes que caben en la memoria. Ya en este punto, se conecta la cámara a la computadora y se transfieren las imágenes. Para borrarlas de la memoria, con la ayuda de un palillo o un clip se presiona el micro botón al frente por cinco segundos.

Si te quedan dudas del funcionamiento de KNÄPPA, el divertido video promocional puede ayudarte a despejarlas. Aunque no espero mucho de la calidad de las tomas de esta cámara, hay que reconocer que estos suecos saben sorprender con objetos ingeniosos.