Se trata de que todo sea más cómo y más fácil cada vez: así es esto de los gadgets. Por eso existen fundas y soportes con funciones diversas que nos ayudan a proteger los smartphones, las tabletas, los lectores electrónicos, las laptops. Esta vez vengo a mostrarles un soporte ajustable para tabletas, ideal para llevárnoslo hasta a la cama.

Lo interesante es que no tenemos que cargarlo: él carga con nuestra tableta y nuestras manos quedan libres para navegar o leer cómodamente. Su diseño suspendido puede aprovecharse en la cama, en un sillón o en una silla. Este soporte de pie puede ajustarse en seis posiciones distintas y, como es plegable, también es fácil de guardar. Funciona con cualquier tableta o lector electrónico. Si les gusta, por 160 dólares pueden comprarlo en el enlace de arriba.

La desventaja: no funciona como un elemento decorativo. No es feo, pero tampoco es una belleza. Así que hay que guardarlo cuando no lo estemos usando.