Esta lámpara de escritorio está montada sobre una especie de block de notas y cambia su aspecto con sólo cambiar de página. Por eso se llama Page by Page. Brinda una iluminación suave, más decorativa que funcional, y cuenta con diseños diferentes, para que elijamos el que más nos gusta. Incluso tiene una hoja en blanco al final, para que cada quien intente su propia ilustración.

Es fabricada en Corea. Mide 170 x 275 x 15 mm y pesa 450 gramos. Su consumo es bajo, además de que puede conectarse a la computadora de escritorio o a la laptop mediante puerto USB. Se arma y se enciende fácilmente (con sólo empujar suavemente la superficie bajo la pantalla de la lámpara). Y, si prefieres colocarla en la pared, también existe una versión un poco más grande, estilo calendario.

Cuesta 59 dólares en Connect Design.