El origen de la creencia de que tocar madera aleja lo negativo y asegura buena suerte no es claro. Como en toda superstición hay muchas versiones. Para algunos la tradición se remonta a los Celtas, para otros a los pueblos de Irlanda, e incluso a los antiguos griegos. Pero lo cierto es que todas las versiones coinciden en algo: tocar madera contribuye a la buena suerte.

El asunto con esta frase que algunos entonan con cierta frecuencia es que no siempre disponemos de objetos de madera para tocar. Muchas veces la oración nos toma desprevenidos en sitios como autos, por ejemplo, en los que difícilmente encontramos madera y cuando eso pasa no nos queda más que apelar a nuestra memoria y tocar el primer objeto de madera que nos topemos cuando abandonemos el auto.

Pues ya no tenemos que esperar más porque el diseñador Pat Kim diseñó el Knock Knock Ring, un anillo perfecto para supersticiosos que te permitirá tocar madera cuantas veces quieras.

Este talismán está elaborado en madera maciza de nogal con un llamador de bronce. El anillo, además de protegerte de maldiciones y mala voluntad, está hecho a mano y acabado con aceite de linaza y cera de abeja natural.

Quizá sea el pensamiento mágico que me lleva a pensar que ésta sería una bonita adquisición -y un mejor regalo- porque es tremendamente original. Y como no desestimo las tradiciones populares, por qué no, también es un objeto útil gracias al cual siempre tendremos cerca la buena suerte.

Su costo es de USD $75 y sólo quedan cuatro ejemplares en Vespoe, así que las interesadas ¡a correr!

Para más joyería de madera, no dejen de ver las creaciones de Gustav Reyes que les mostramos hace algún tiempo ¿Son Hermosas, verdad?