No se nos ocurren muchas cosas que puedan hacer nuestros peces, y menos, en una pecera. Quizás algunos no les guste mucho la idea de tener a estos animalitos encerrados, pero sé que a muchos otros les gustará la idea de esta pecera llamada Fishscape. Una pecera como las de siempre, pero con el detalle de que en su interior tiene una montaña.

Claro está que a este diseño lo vamos a disfrutar más nosotros que el mismo pez, que éste por el contrario no va a estar a gusto con una buena parte menos de espacio para nadar, pero siempre hay opciones para no tener que meter animales reales a las peceras.

A mi me encantó, está fabricada en Turquía por la empresa Aruliden, con la técnica de vidrio soplado a mano. Seguramente va a poder adornar cualquier escritorio y le dará un toque fresco a la habitación. Sin interior tiene capacidad para 9 litros de agua, aunque a mi me parece demasiado, y pueden conseguirla en Amazon por USD 189