Bueno, muchas opciones ya no quedan para seguir diseñando espejos. Parece que al pasar el tiempo se les acortan las ideas a los diseñadores que han tomado a este elemento como algo más que un simple objeto de decoración. ¿Pero por qué no basarse en un modelo ya existente? Pues, de eso se trata en Convex Mirror, un espejo convexo que es exactamente igual al de los autos, pero para colgar en nuestras paredes.

Sin mucho que explicar de su forma y anatomía, bastará que vean la foto, y luego su auto. El Convex Mirror fue creado por Sebastian Wrong, el cual se basó en un objeto diario y al que habremos usado más que nada para vernos si andábamos bien de maquillaje, que para mirar hacia atrás.

Una idea moderna, que se adapta a las paredes por un soporte metálico y que lo dejará en apariencia, suspendido. Las medidas son de 30 cm x 25 cm x 90cm, vienen en negro, blanco y rojo, y están constituidos por una carcasa de plástico, cristal y un soporte de acero. Para conseguirlo pueden visitar Stardust, donde el precio que encontrarán es de USD 665.