Cada vez hay más opciones para mantener nuestros hogares seguros, limpios y saludables. Nuevos diseños vamos descubriendo día a día y a mi me han parecido muy bonitos los nuevos purificadores de Nendo. Estos llevan el nombre de Arobo, y la diferencia que tiene con los demás no sólo es su forma redonda, sino también su mecánica interna.

Un purificador no tiene por qué ser un aparato tosco y que nada tenga que ver con nuestra decoración, pero Nendo creó un pequeño purificador de forma redonda, elegante, pequeño y fácil de ubicar en cualquier lado y con cualquier decorado. El atractivo físico lo vende de por sí, pero su funcionamiento le da más importancia. El Arobo utiliza la fuerza centrífuga en su interior. Dividido en dos pequeños tanques, la parte superior contiene agua, que al girar a cierta velocidad, hace que ésta se suba al compartimiento superior por sus paredes, creando vapor, pero sin que éste llegue a salir del aparato, y luego vuelve al compartimiento inferior.

Este sistema, no me pregunten cómo, genera aire mucho más sano para nuestros pulmones y gracias a este pequeñito. Otra novedad de Nendo que habrá que tener en cuenta, ¿No creen?