De los bolsos, que son mi debilidad, los que más me gustan son los totes y las carteras. Los primeros, porque les cabe mucho y ayudan a crear un estilo urbano y desenfadado. Las segundas, porque son femeninas y clásicas. El bolso que vengo a mostrarles se llama 31 Minute Portfolio Bag, fue diseñada por 3.1 Phillip Lim y reúne lo elemental de ambos conceptos.

Está confeccionada en piel brillante color mostaza. Como es grande (mide 33 x 38.5 x 7.5 cm), sirve para llevar todo lo necesario: desde los cosméticos hasta la laptop y la agenda. En ese sentido, es una especie de portafolio, pero bastante fuera de lo común y con mucho más estilo.

Tiene un cierre plateado y un bolsillo interior. Cuesta 512 dólares. Es costosa pero muy linda. Y atemporal. Estoy un poco enamorada de ella.