No se como nunca se me ocurrió pensar en una cama de este tipo, y eso que mi imaginación no tiene límites. Cuando se trata de estar cómodo hay muchas opciones, pero cuando se trata de tener privacidad no tantas, y lo primero que se me ocurre pensar, es en esas familias donde la hermana menor atosiga a la mayor husmeando en sus cosas sin darle un respiro (yo fui esa hermana menor). No se cual habrá sido la razón por la que se le ocurrió al diseñado, crear las Privacy Pop, estas camas que parecen tiendas de campamento, pero a mi se me están ocurriendo varios usos.

Estas camas están justamente diseñadas y creadas como las carpas o tiendas de campamento y su base tiene elásticos para que se puedan ajustar mejor a nuestros colchones. Lo bueno, es que pueden ser transportables, por su forma de armado, que consta de la tela y las vainas plegables que sirven para darle la estructura.

La cama tiene dos especies de paredes que sirven de separadores y bien pueden usarse sin éstas. Creo que también son buenas para aquellas personas que les toca quedarse en hostels o lugares donde escasean las habitaciones privadas y les toca compartir con algún desconocido. Si ya estás pensando en una de estas, el precio es de USD 200 y se pueden comprar a través de la página del producto.