A alguien se le tenía que ocurrir: una colección de ropa con estampados en 3D. El nombre de la marca es Noumenon, existe desde el año pasado y está a cargo del diseñador taiwanés Tri Nouio. La colección primavera verano, Tridulum, se caracteriza por una evidente alusión a la naturaleza, detectable en prendas holgadas de cortes clásicos.

La propuesta combina arte, moda y tecnología, llevando la imaginería 3D a los materiales y logrando estampados que parecen salirse de la tela. El resultado oscila entre lo futurista y lo elemental y distrae al espectador de la forma humana. El protagonista del cuadro ya no es quien viste la prenda, porque la atención se queda en la ilusión óptica. Ése es más o menos el propósito del diseñador, quien intenta recordarnos que la tecnología moderna es insuficiente para rescatar a la naturaleza del hombre. La marca es prescindible en el clóset pero el concepto resulta interesante.

Noumenon también. cuenta con una colección masculina y se aprecia mejor con los lentes 3D puestos.