Una buena iluminación es un elemento clave en la ambientación de una habitación, y una lámpara, además de su función primera de dar luz, es también una parte importante de la decoración. Que sea de cuelgue con capitoné o una silueta en la pared, una lámpara original otorga personalidad al espacio. Y si es inspirada en un corsé, no pasará desapercibida.

Little Lace, ideada por Studio Taschide, es una lámpara colgante cuya pantalla cilíndrica recuerda efectivamente un corsé de encaje. Las perforaciones permiten dejar pasar la luz, creando un agradable y divertido juego de sombras, mientras la apertura vertical se ajusta gracias a un lazo que permite graduar la cantidad de luz que se desprende. De esta manera, es posible modular la iluminación en función del momento o del sitio: cuanto más apretado, más tamizada la iluminación. Little Lace existe en dos colores básicos, blanco y negro, y en su versión más sexy, tanto el lazo como el cable de sustentación son rojos. El usuario siempre tiene la opción de personalizarla y buscar colores a juego con su interior una vez comprada.

Studio Taschide ha diseñado dos versiones de esta lámpara para Pulpo que las comercializa a través de su tienda online. Little Lace, con un diámetro de 13cms, cuesta 65€ (US$85) mientras Fat Lace, de 21cms de diámetro, se comercializa por 195€ (US$257), con un recorte de encaje más elaborado.

¿Dónde te atreverías a colgar esta lámpara?