¿Alguno os imaginasteis alguna vez que fuesen a existir bolsos que nu fuesen de tela, cuero,lana o plástico? Pues ese día ha llegado y parece ser que se este tipo de complementos se están poniendo muy de moda. Aunque de apariencia tengan un aspecto muy normal y común, estos bolsos de mano se hacen con materiales diferentes a lo establecido.

El material en cuestión es el que podríamos encontrar en cualquier obra urbanística. Entre lo más usado son materiales como la pizarra y el hormigón, que hace de nuestros bolsos una pieza única. Una de las primeras diseñadoras que han decidido adelantarse a esta tendencia es Katalin Ivanka, que ha creado estas cajas que, aunque no sabemos qué de pesadas son, sí que vemos que son muy bonitas, un giro de turca con los míticos clutch.

Hasta el momento, vemos que las creaciones son bastante sencillas, de momento mantienen las formas clásicas. Esperemos que de momento así sea y no se conviertan en complementos imposibles.