Son muchos años desde que el primer James Bond apareció en la pantalla grande. En realidad ya han pasado unos 50 años desde que conociésemos al conocido investigador y para celebrarlo, se ha lanzado al mercado un reloj. La marca Omega ha realizado una edición especial y limitada en honor a toda la saga bajo el nombre de Omega Seamaster, que finalmente será más conocido como Omega Bond que por el nombre real. Este reloj sale a la venta porco antes de la última de las películas de James Bond, que lleva por nombre Skyfall, que saldrá en unos meses.

Esta unión viene ya desde lejos, ya que la marca de relojes sale en la famosa saga desde la película Goldeneye, en 1995.

El reloj tiene dos versiones, uno con un tamaño de 41 y otro de 36,25 milímetros. El más grande de ellos tiene un total de 11 mil siete piezas y el más pequeño tiene unas 3 mil siete y tiene un pequeño diamante en la posición de las 7.

Los relojes están cubiertos de acero inoxidable con una esfera de cerámica negra rotacional con rotación y marca en el minuto 50, que representa los felices 50 años de la saga. La base del reloj está laqueada en negro y serigrafiada con el mítico 007.

Además, como lo son ya la mayoría, salvo excepciones, es resistente al agua en 300 metros, para sentirse como James Bond en una persecución en barco.