Para cada personalidad habrá un reloj distinto, Hacker Watch es para un sector selecto. Un reloj inspirado en las cajas fuertes que hará sentir a los hombres, que están protagonizando una escena de Misión imposible. Minimalista al máximo, el diseño es un plato redondo muy parecido al pomo que abre la caja fuerte. Es un diseño original que no cualquiera querrá llevar en su muñeca.

La creación se la debemos al diseñador Michael Young quien ha desarrollado varios proyectos en ingeniería. El reloj presenta una cara cóncava con un disco al medio que sostiene las manillas de la hora y los minutos y a la vez sostiene el lente de vidrio protector.

El diseño está disponible en seis colores diferentes, entre ellos dorado, plata o negro y todos llevan una pulsera de poliuretano, cada una en el tono correspondiente. El accesorio viene en una caja de de acero inoxidable como para aportarle más fantasía a la idea del diseño. Ya se puede conseguir en internet por venta online.